Get PJ Media on your Apple

Éxito silencioso en América del Sur

Los logros económicos de Uruguay y Paraguay no generanla atención debida

by
Jaime Daremblum

Bio

November 11, 2011 - 12:00 am
Page 1 of 2  Next ->   View as Single Page

Con una población combinada de sólo 10 millones y un producto interno bruto (PIB) combinado que equivale aproximadamente al de Ecuador, Uruguay y Paraguay no atraen la atención de los periodistas o de los decisores políticos. Pero aunque parecen empequeñecidos por el tamaño y la influencia de sus masivos vecinos (Brasil y Argentina), los dos países sudamericanos han estado creciendo en silencio con gran rapidez, mejorando su estabilidad económica y su calificación de crédito.

Hace un año, el corresponsal de Financial Times Jude Webber apodó a los dos países “los chicos sensacionales”, notando que los dos estaban desempeñándose “por encime de su peso y tamaño”. Uruguay es con mucho la nación más rica y desarrollada. Su economía experimentó un crecimiento del 8,5 por ciento el año pasado, y también el año pasado el país recibió una inversión extranjera directa (IED) que era un 29 por ciento mayor que la de 2009, con una IED total que se elevó a $16.000 millones. En enero, una empresa chileno-finlandesa anunció que iba a construir en Uruguay una fábrica de pulpa de celulosa, que será el mayor proyecto de inversión privada en la historia del país. El desempleo ha descendido en Uruguay a un nivel históricamente bajo, y el país está experimentando un auge de los bienes raíces.

“Es probable que a Uruguay se lo considere como uno de los países mejor administrados de América Latina”, declaró a Reuters el especialista en estrategias de inversión Jim Barrineau. “La deuda que pueda tener no se negocia activamente porque sus bases son tan sólidas que la mayor parte de los administradores compran sus bonos y los conservan”. Dentro del último año, cada una de las tres grandes agencias de tasación —Moody’s, Fitch y Standard & Poor’s— elevó la clasificación de Uruguay. “Tanto la vulnerabilidad externa como la fiscal han disminuido en Uruguay gracias a las mejoras en las tasas de solvencia externa y fiscal, al fortalecimiento de su liquidez externa y a una mejor composición monetaria y estructura de vencimiento de la deuda del gobierno”, declaró Fitch en julio. “La solvencia crediticia de Uruguay está sustentada por una elevado ingreso per cápita, por robustos indicadores sociales y por un sólido marco institucional”. Como informó Bloomberg News recientemente, los inversores creen que Uruguay “está en camino de recibir su primer grado de inversión desde 2002”.

La economía de Uruguay depende en gran medida de las exportaciones, en particular de carne, granos y soja, que crecieron casi un 24 por ciento entre 2009 y 2010. En mayo, Archer Daniels Midland, el gigante de la agroindustria estadounidense, anunció que estaba construyendo una nueva instalación en el país sudamericano: una masiva terminal de exportación de granos con una capacidad de almacenamiento de 180.000 toneladas y una capacidad de carga inicial de 2.8 millones de toneladas. Uruguay puede convertirse también en uno de los más grandes exportadores de gas en el Hemisferio Occidental: la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos ha estimado que el Uruguay posee 20,58 billones de pies cúbicos en reservas de gas natural.

Comments are closed.